(Español) 8 RECOMENDACIONES Y TRUCOS DE LIMPIEZA PARA OFICINAS

Aquesta página no es pot trobar en valencià. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Como especialistas en limpieza de oficinas queremos ayudarte, por eso te regalamos estos consejos.

Conseguir que haya un ambiente limpio y ordenado en las oficinas y los despachos es indispensable para favorecer el rendimiento de los empleados. De esta manera se reducen las enfermedades más comunes, como los resfriados, y se disminuyen las alergias.

También estás evitando que los empleados pierdan tiempo en ir a lavarse las manos al baño, de esta manera ganarán tiempo en sus actividades laborales.

Con una oficina limpia conseguirás tener una tarjeta de presentación cara a los clientes impecable, transmitiendo calidad.

Los responsables de dichas oficinas son conscientes de la necesidad real de mantener las instalaciones en un buen estado, por lo que muchos contratan a empresas de limpieza profesional para realizar esta tarea.

Otros contratan directamente a personas para realizar este mantenimiento, esta opción quizás no es la más eficaz, ya que el responsable perderá tiempo dando instrucciones, haciendo un seguimiento de su trabajo y gastará dinero comprando alguna máquina para ciertas tareas.

Sea cual sea la opción que se escoja, hoy te vamos a contar las mejores recomendaciones y trucos de limpieza en oficinas y despachos.

  1. Limpiar el polvo.

La tarea principal en la limpieza de despachos será la de eliminar el polvo y toda la suciedad. Sabiendo que las instalaciones que se encuentran en las oficinas son estáticas, hay que tener en cuenta la cantidad de polvo que se genera en todas las superficies.

  1. Limpiar los muebles de las oficinas.

Dependiendo de las características de cada mueble, se utilizará un tipo de producto u otro. Para las mesas, sillas y armarios resistentes, se puede aplicar agua y detergente PH neutro, con algún trapo de microfibra.

Los muebles de madera natural se tienen que limpiar con productos más especiales, que eviten el deterioro por ejemplo de las superficies contrachapadas.

Los aspiradores también se podrán utilizar, dependiendo del mueble que sea, de esta manera se ahorrará en producto y en tiempo.

  1. Limpieza de los equipos informáticos.

Teniendo en cuenta que no se puede pulverizar directamente en ordenadores, pantallas, impresoras, etc. Se podrá usar un paño de microfibra, este tiene que estar humedecido muy ligeramente con algún jabón de PH neutro.

No se tienen que emplear productos que puedan ser abrasivos, como los estropajos de aluminio o los detergentes en polvo.

Asegúrate que los equipos estén desconectados de la corriente para hacer la limpieza.

  1. Limpiar los objetos de decoración.

Cuando se van a limpiar los objetos de decoración que hay en las oficinas, como los cuadros, lámparas o alguna figura, hay que tener en cuenta las instrucciones del cliente, ya que alguno pueda necesitar un cuidado especial.

  1. Limpieza de las papeleras.

No solamente hay que retirar toda la basura que haya en la papelera y reponerlo con otra bolsa limpia. También es necesario limpiar el depósito en el que se encuentra, con algún detergente adecuado.

  1. Limpiar los suelos.

Es otro punto fundamental en la limpieza de las oficinas, ya que algunos suelos se encuentran enmoquetados y necesitan un aspirador potente para eliminar todo el polvo que pueda estar ahí retenido. También se recomienda limpiar la moqueta con algún producto específico de vez en cuando, de limpieza en seco o parecidos.

Hay muchos tipos de suelos, de mármol, gres, tarima laminada. Cada suelo necesita una técnica adecuada de limpieza, para realzar sus brillos y no dañarlos.

  1. Limpieza en cristales.

Para mantener una imagen de calidad es vital tener los cristales de la oficina limpios. El polvo que queda adherido a la superficie, las huellas de los dedos y demás, producen sensación de dejadez.

Es necesario utilizar productos adecuados, limpiacristales y bayetas específicas para no rayarlos y que queden sin manchas.

  1. Limpiar los aseos de las oficinas.

La limpieza de los aseos es diaria, para evitar infecciones y problemas de salud. Se aconseja hacerlo habitualmente y varias veces al día si son aseos muy concurridos.

Se necesitar usar productos adecuados pero que sean desinfectantes, como la lejía.

Hay que tener en cuenta la reposición del papel higiénico y el jabón, incluso la aplicación de ambientadores que consigan la sensación de un lugar limpio y aseado.

 

En Lafuente servicios integrales de limpieza y mantenimiento, nos encargamos de que tu lugar de trabajo sea higiénico y limpio. Contamos con trabajadores muy profesionales y con las últimas tecnologías para conseguir los mejores resultados.