(Español) Mantenimiento de piscinas en otoño e invierno

Aquesta página no es pot trobar en valencià. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

¿Hay que mantener las piscinas en otoño y en invierno?

Para bien o para mal el verano ha llegado a su fin y ha llegado el momento de afrontar el último bañito en nuestras piscinas, pero después de este debemos plantearnos cómo llevar el mantenimiento de esta para la temporada de invierno y su desuso. Vamos a daros unos consejos para ayudarte a mantener la piscina en buen estado hasta que vuelva la mejor época del año para disfrutar de nuestra piscina.

1. La última limpieza de piscina

Aunque nos dé pereza o no nos apetezca debemos hacer una última limpieza a fondo de nuestra piscina, esto incluye el cepillado de paredes y suelo, junto a vaciar el skimmer. Esto hará que al inicio de la próxima temporada de baño nos ahorremos un esfuerzo considerable, dinero  y podamos disfrutar de ella en cuanto vengan los primeros calorcitos.

2. Anti-heladas

Aparte de él uso de productos anticongelantes en las tuberías y líneas de enchufe, un consejo poco común y muy curioso es dejar algunos flotares dentro de nuestra piscina, esto hará que la presión del hielo no afecte a las tuberías ni paredes de nuestra piscina en caso de helada.

3. Utilización de productos específicos para piscinas

En la época en la que no se utiliza la piscina es más que recomendable seguir usando los productos habituales de la época de uso, como el cloro. Existe en el mercado una gran variedad de productos para piscinas diseñados para la época invernal, esto facilitará la puesta en marcha de nuestra piscina cuando llegue el momento de usarla por primera vez en la siguiente temporada.

4. pH y alcalinidad de la piscina

Unos días antes de clausurar la piscina toca ajustar él pH del agua entre 7,2 y 7,6 junto a equilibrar la alcalinidad del agua, esto lo haremos unos días antes para observar cómo evoluciona él agua y poder disfrutarla unos pocos días más.

 

5. Cubrimiento de nuestra piscina

Por último, el momento más doloroso. Ahora que ya tenemos la piscina limpia y él agua libre de agentes gracias a utilizar los productos adecuados de cloro, pH y alcalinidad la mejor opción es cubrir nuestra piscina, para esto recomendamos usar una lona.

Tener una buena lona que cubra nuestra piscina ayudará a que él agua de nuestra piscina no se contamine con ningún agente exterior y facilitará la puesta en marcha de nuestra piscina, pero asegúrate que está bien colocada y que no tiene agujeros, sino no servirá de mucho.