(Español) Cómo limpiar la escobilla del váter de forma correcta

Aquesta página no es pot trobar en valencià. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Esto no es broma

Parece de broma, pero el título es del todo cierto… A veces limpiamos el baño completamente: ducha, inodoro, la pila… pero ¿Qué pasa con la escobilla del váter?
¿La limpiamos y desinfectamos acorde al uso que se le da? ¿O a la siguiente vez que limpiamos en lugar de limpiar dejamos gérmenes en el váter?

La escobilla de baño se utiliza en la limpieza rutinaria de la taza del váter pero también para desprender restos orgánicos adheridas a la misma. Se puede utilizar para limpiar el área superior del retrete, alrededor de la taza. Sin embargo, no puede ser utilizada para limpiar a gran profundidad y no debe ser utilizada para limpiar el asiento de inodoro bajo ningún concepto. Eso todos lo sabemos pero no esta de mas decirlo.

Pero muchas veces la escobilla se usa y se usa para limpiar pero pocas personas se detienen a limpiar la escobilla del váter. Por eso cada vez que limpiamos el baño debemos prestar especial atención a tener los elementos de limpieza del baño totalmente higienizados de forma que todos los gérmenes, bacterias y suciedad no se queden pegados a ellos.

 

Ahora vamos a la guinda del pastel, ¿cómo limpiamos la escobilla del váter de forma correcta?

Vamos a dejar una serie de métodos y productos varios que podemos utilizar para limpiar la escobilla del váter de forma correcta.
Todos sabemos que la lejía es el producto estrella para limpiar el baño a fondo. Seguro que lo has oído, seguro que, de hecho, lo la usas constantemente para desinfectar. Este líquido tiene el poder de acabar con todo tipo de bacterias y además blanquea, ¿qué más se puede pedir? Puedes usar diferentes técnicas para limpiar la escobilla del váter con lejía.

 

-Nuestra forma favorita de limpiar la escobilla del baño , consiste en limpiar el váter con lejía normal, como lo harías siempre. Aprovechando para fregar el interior con ayuda de la escobilla, después déjala a remojo con más lejía dentro del propio inodoro. Cuanto más tiempo la dejes, mejor, pero es suficiente con lo que tardes en limpiar el resto del baño.
¡Para finalizar tira de la cisterna para enjuagarla y listo!

Hay muchos otros métodos caseros que podemos utilizar sin gastar lejía, por ejemplo: Vinagre blanco y bicarbonato de sodio
¿Prefieres productos de limpieza menos agresivos para limpiar la casa?
El vinagre es una excelente opción, la mejor. Además combinado con bicarbonato de sodio, el buen resultado está garantizado. ¡Puedes usar esta mezcla para blanquear el wc también!

Por otro lado te recomendamos cambiar la escobilla del baño cada cierto tiempo, o es un elemento de limpieza caro y una escobilla nueva no solo da el aspecto de higiénica, siempre es más higiénica.